Cuando se inicia la búsqueda de una vivienda para alquilar, es importante tener en cuenta los requisitos que se solicitan.

Ya sea que el alquiler se efectúe a través de un Corredor Inmobiliario Matriculado que actúa como intermediario, o en contacto directo con el propietario, en ambos casos, los requisitos generales que se piden son los siguientes:

  • Que el solicitante tenga bono de sueldo con una antigüedad mayor a un año. En el momento de presentar los papeles para la carpeta de antecedentes, tendrá que contar con copia de los tres últimos bonos de sueldo y copia de su DNI.

  • Con respecto a los garantes existen dos posibilidades: solicitar dos garantes con bono de sueldo con un año de antigüedad mínima, presentando copia del DNI, copia de los tres últimos bonos de sueldo y copia del comprobante de un servicio que llegue al domicilio (luz, gas, teléfono, etc) para verificar el  mismo. Otra opción sugerida es solicitar un garante con bono de sueldo con un año de antigüedad mínima y copia del DNI, un garante propietario acompañando con la copia de la escritura y copia del DNI. Dicho inmueble no tiene que estar embargado, hipotecado o afectado como bien de familia. Tanto el solicitante como los garantes no tienen que estar inhibidos (significa que no pueden firmar ningún contrato de alquiler o venta, etc).

En relación al pago, el artículo 1196 del Nuevo Código Civil establece que si la propiedad se alquila con destino a vivienda no puede reclamarse "el pago de alquileres anticipados por períodos mayores a un mes" ni "depósitos de garantía o exigencias asimilables, por cantidad mayor del importe equivalente a un mes de alquiler por cada año de locación" como así tampoco "el pago de valor llave". Esto es, para el caso de haber firmado un contrato de dos años. Aquí corresponde como máximo un mes de pago por adelantado más otros dos meses en concepto de depósito. Debe abonar también los honorarios correspondientes al Corredor Inmobiliario, equivalente al valor de un mes de alquiler o como máximo al 4,1 % del monto total del Contrato en el caso de que la acción se lleve a cabo a través de Inmobiliaria. Y por último tener en cuenta el gasto de sellado que es soportado por partes iguales entre propietario y solicitante. Todos estos importes deben ser abonados al momento de la firma del Contrato de Locación.