Cuando tomamos la decisión de alquilar una propiedad tenemos que evaluar todas las características del inmueble que necesitamos,  su entorno, todo esto  en base al estilo de vida que cada uno tiene.

El primer paso a definir es tener en claro qué zona elegimos para vivir y cuáles son los motivos que me llevan a esa decisión, ya sea, la cercanía al lugar del trabajo, a la casa de algún familiar, a la escuela de los niños, etc. Al mismo tiempo es importante evaluar los medios de transporte disponibles, la accesibilidad del lugar, analizar el tránsito en las calles sobro todo en horarios de mayor movimiento vehicular, observar si hay estacionamiento cerca y que sea accesible, ver si existen cerca de la vivienda lugares públicos con mucho ruido o movimiento, entre otras cosas.

Un tema no menor es tener en cuenta el acceso a la conectividad de Internet. Sobre todo teniendo en cuenta que en muchas zonas de Mendoza no existe acceso o variedad de oferta de empresas de telecomunicaciones debido a que la demanda ha saturado la disponibilidad. Por lo tanto sugerimos analizar esta situación.

Podrá parecer algo obvio pero lo recordamos ya que es importante: un kiosco, un supermercado, una farmacia, una verdulería y una carnicería cerca hacen nuestra vida diaria mucho más sencilla.

Y recuerden que en cualquier caso es posible consultar o conversar con algún vecino ante cualquier duda que surja acerca del lugar.